a eso de las 12am .. .

Posted: jueves, 27 de diciembre de 2012 by Underfunded . - in
0

Antes llovía más,recuerdo, los cigarrillos eran más fuertes, o no sé, habrá sido esa sensación inexplicable de fumarse el tiempo, el oro disuelto en el aire qué, en bocanadas, parecía llegar con intereses.

Antes, en otros tiempos que intentan ser recordados,vive aún el aroma de diciembre, el viento, de uno o varios finales, que se quedó atrapado en mi chaqueta favorita, la que compré cuando el amor por fin tuvo ojos para moverse con delicadeza entre mis piernas, cuando te conocí.

Atrás quedaron las gafas que me cegaron del hermano gemelo de la felicidad, allá,  perdido en la espesura, el nudo en la garganta suicidándose bajo la sombra de mi árbol favorito, en el lugar de siempre, donde escribía novelas de amor junto a tu puerta.

No sé, tras mi hombro se esconden detalles de tu boca, el filo del invierno rasgándome la ropa. Se esconde también el camino que precede esta cordura a tientas que llevo encima,y por ahí también, la mordaza que usé para cubrir las venas rotas de un corazón quejumbroso que deliraba con el amor, diciendo que se le había aparecido, que lo había poseído, que le hablaba por las noches,que susurraba un idioma parecido a tu nombre.

Atrás dejo el horizonte, y camino con dirección al sur incorrecto, barajando los misterios que me alejan del ayer, aunque la brújula esté defectuosa y lleve poca música en la radio, y me haya guardado un par de cigarrillos para las tardes de invierno que me esperan a mitad del puente que construí, entre éste y otros tiempos,para escuchar como te mezclas en el azar de los días y te acercas a veces al sur del camino para aparecerte como un espejismo en medio del desierto que veo al cerrar los ojos, y te alejas como una estrella fugaz incapaz de cumplir deseos, y te transformas en una leyenda que cruza la carretera, como la cruza el viento que sabotea las canciones por la madrugada,la neblina que te escarcha poco a poco la sonrisa, y la soledad de los pájaros que cantan, todavía, esperando a morir.. .


Insomnia .. .

Posted: viernes, 30 de noviembre de 2012 by Underfunded . - in
1


Tengo que unir de alguna forma estas ideas que me están volviendo loca, no quiero escribir, quiero servirme la imaginación como un café expresso, como una sopa para uno, como una estúpida pasta en 3 minutos que salga del humo que guardan mis pulmones y sean gritadas en la cara de todos los pasajeros que habitan los vagones de este desperfecto.

La imagen es un pretexto para rayar el mundo, un pretexto para morderse los labios, una excusa para suicidarse de improviso con los finales en la garganta, la imagen, el movimiento de todo el inconsciente a domicilio, sin recargo más que la angustia, lo único cierto, eso que no se manipula, pero sí se evoca. 

Estoy aquí, escribiendo desde el lado oscuro de mi ser, o tal vez escriba desde el mismo lugar de siempre, desde los ojos, o desde la punta de la lengua donde escondo los sabores que me recuerdan que han pasado cosas, que el camino jamás se ha detenido - y sigo aquí - escribiendo desde la indecencia de ésta lágrima invisible que caer por mi mejilla insomniosa (si es que existe esa palabra), lo importante es que cae, imperceptible, amarrada en su propio llanto, nacida de otras vidas, traída como extra en este inútil momento en el que no lograré cambiar nada - pero sigo aquí - escuchando el ruido de los aviones que pasan por sobre mi cabeza, cerrando los ojos y siguiendo su vuelo, añorando estar sentada en el ala de alguno que lleve por rumbo el misterio, el éxtasis de poder verlo todo con austera distancia, con la moral infame y pervertida que quiere tenerlo todo, tocarlo, hacerlo suyo sin pensarlo.




Prosigo.. .

¿dónde estoy?, estoy escribiendo sentada aquí, en mi cama, una cama que bien podría no existir al cerrar los ojos, unos ojos que bien podrían desaparecer al dejar de pensarlos, un pensamiento que bien podría disolverse al quedarme dormida, al entrar en un sueño que bien podría ser la realidad en la que me encuentro en este momento, mi sueño, el sueño de otro, ¡que va!, lo bueno al caso sería despertar, despertar desnuda en una hoja de otoño, volar por la corriente de aire que salpica la música mientras el amor es hecho en ella, volar con los brazos abiertos agudizando el oído, no detenerse hasta ser una partícula del aire disuelto en la más absoluta nada, dejar el cuerpo, dejar también a cada uno de mis muertos: desprenderse, perder la conciencia, dejar que el olfato haga sus maletas y ya no se enamore del aroma adictivo del anhelo de tenerte, dejar que las manos ya no piensen, ya no toquen otros cuerpos, ya no corran por la tierra.... 

El deseo.

Nada es tan real como el deseo, y nada es tan potente como el deseo realizado 'en/por' otros. Nada es más peligroso que la distancia invisible que divide al deseo de lo humanamente correcto.

Estoy deseando.
drogarme por última vez, hacer el amor por última vez, escuchar mi canción favorita, romper el televisor como si estuviera rompiendo el odio que encierra el mundo, como si estuviera violando al morbo y pudiera escribir con la sangre de los caídos un fin que comenzará de nuevo, una historia repetida a la que pueda agregarle un estúpido soundtrack, una miseria estructurada con pinceles que se traguen la realidad para colgarla en tu cuarto.

DESEO.

inyectarme tus ojos, morderle el corazón a la chica que veo todos los días sentada en la ventana, iniciar un viaje, una huida, revolcarme en el ácido electrificante de mis pupilas dilatadas y desear inmersa en el deseo de otro, y bañarme en el lado B de un caleidoscopio importado del espacio, y caerme a la mitad del camino confundiendo los efectos de la droga con la insolación de un desierto afrodisíaco.

¿Cómo se hace?

Si hay todo un mundo detrás de las cosas, un insoportable mundo que me grita desde abajo con su  voz famélica,.

Estoy deseando,
desde un lugar en donde las sombras tienen sombra y los muertos todavía fuman, porque los gusanos no existen para devorarlos.

Estoy escribiendo desde el vacío más lleno que conozco, desde mis preguntas y la falta de disciplina que me impide probar el rollo de las caretas.

Estoy deseando besarte, eso, en la lista de las cosas más simples.
Estoy deseando morir, como si esa muerte no existiera en ninguna parte.
Estoy deseando buscar en los extremos la respuesta para esta peste que me aqueja.





¿Cómo se hace?... . ¿Cómo se hace realidad un deseo que no existe?





Voy en este vuelo transoceánico, oyendo tus versos melancólicos (8)

Posted: martes, 27 de noviembre de 2012 by Underfunded . - in
0


Me gusta Drexler, tiene la voz de las cosas que según Liniers, te pasan si estas vivo, pero me trae problemas su parafernálica música, su disonante melancolía que a momentos se hace insoportable, como si uno se estuviese fumando un cigarrillo bajo la lluvia en un silencioso día de invierno, al borde del final de una película   de amantes plásticos que mueren con el sol enfermo, besándose en una utópica realidad escrita por uno de los míos, un guionista, un pequeño dios de lo inexistente que de pronto cobra vida y causa estragos, y te apaga el cigarrillo y te abre los ojos: hey! es una jodida película, nada más.

como la teoría que me encanta, la del caos y la relatividad de Einstein, la música se camufla a momentos, subjetivos instantes en subjetivas partes del cuerpo, caóticamente creando un vórtice en el que se atrapan las cosas, "la insoportable levedad del ser", el deseo irrealizable atrapado en las garras de una moral hipócrita que mantiene el orden de mi desenfrenada realidad que a momentos se detiene y a momentos se estrella con la realidad de otros, follando con la interconectada tecnología del ser, del estar, de la máquina que todo lo comanda desde allí donde se únen los hilos de mis dientes y me hacen hablarte desde otros mundos, con otros idiomas, de paso por los cráteres del universo, por los ojos de los planetas, por la bestia que reina en los anillos de saturno, por la estrella borracha, por el bar de putas estelares que se abre para cada eclípse y se contagia con la enfermedad de todos los voyeristas ojos irritados.

Fantasear. El arte de fantasear me permite ciertas licencias, ciertos pensamientos, el poder de estancarme por ahí en alguna cama y morir de deseo con los ojos abiertos, soñar, subirme a la palabra "soñar" y  desde arriba empaparme de su fonética, de sus terminaciones, de su vagaje incansable por la lengua de todos aquellos que ya no duermen por la noche, por la lengua de todas las bocas que besan bocas invisibles y le hablan a las paredes de colores donde han encerrado lo inalcanzable, para sentarse y verlos, a sus muertos, para charlar a veces, para sentirse parte de algo que se ha quedado atrás, en alguna parte.

Me cuesta, desde acá, alcanzarme tan pronto, desarmarme la conciencia y vivir del ello, de las poluciones que me llevan a drogarme de palabras con alguna lámina invisible bajo la lengua, "mi nueva manga". Me cuesta aferrarme como antes a esas cosas que no dejan de moverse, al Vértigo de Hitchcock poniendo a sus personajes en el peligroso abismo del miedo, persiguiendo un algo, un alguien o un rumbo que se adentra lentamente en la piel como una falsa retroalimentación. 

Como esa vez volando por otros mundos, me siento demasiado despierta para dormir y  demasiado cansada para mantenerme despierta. Me agobia la escasez de oportunidades para este sentir inestable que me aqueja a veces por la noche, la volátil sensación de no estar  en la esencia de ninguna cosa,  esa necesidad de llorar, de reír, de amar y de olvidar al mismo tiempo, como si la vida se tratara de un segundo, y un segundo hiciera el intento de encerrar lo que no sucedió en toda una vida.

y que va.. . 



"sigo" en mi vuelo transocéanico, oyendo tus versos melancólicos, dejando que el sonido de tu voz te traiga así del modo más enérgico. Me regalaste tus somníferos, me diste tu oráculo sintético, extraño método de ahogar la sed, aquí, lejos de tus lágrimas.. . (8)

a veces, a veces, a veces.. .



que más da.. .

Posted: martes, 16 de octubre de 2012 by Underfunded . - in
1


Debe ser la cajetilla invisible y el humo que duerme en mi cuarto, los boletos de avión vencidos junto a la visa perdida en el pasto, allí donde supe que el amor no usaba tacos, se vestía como todos y llevaba el pelo largo. 


Debe ser que mi Nirvana ya cambió de auto y tomó la carretera con rumbo al acantilado que se ha enamorado de su encanto, como dos locos que no existen y se besan al cerrar los ojos mientras van volando.

Debe ser que la música huele a pérdida, a huevos revueltos mezclados con absenta, a mis sueños grises que van trepando el horizonte mientras yo tejo paredes en las que el futuro se queda intacto, allí, al borde del letargo, delirando.
Debe ser que la noche anda triste pateando estrellas en un hoyo negro, anda buscando otra noche que reemplace con sus pupilas azabaches el lugar que le reserva el firmamento, porque hoy no debe llover, y la noche anda triste de diluvios buscando un lugar para morirse.


Debe ser que todas esas cosas que pasan a veces se juntan para destapar una botella de agua ardiente y evocar a todas las gentes que han vivido de ellas, por ellas, para ellas, porque "las cosas" son importantes, son pequeños artistas mediocres del mundo de lo insignificante, lo que significa que para algunos, y solo algunos, llegan a ser relevantes, porque están allí, en el afiche que tenemos en el cuarto en donde nos estamos besando con cualquiera de aquellos desconocidos que han pasado y se han largado de la vida que llevamos, están allí saboreándonos la piel cuando las llevamos colgadas como plata en la garganta, están allí siempre, en todas partes y en las partes de todos, pero esas cosas a veces se juntan para olvidar que existen y recordarnos que están presentes y que en cualquier momento podrían morir en nosotros, para nosotros, con nosotros.


________________________________________________________________________________________________

No sé, la esencia, la incoherencia, los disgregados, la espera latente, el dinero, los cambios, el recuerdo del futuro que tuve hace tanto y que hoy, sí, hoy, no se parece a nada de lo que muestran las películas en los últimos 5 minutos, no se parece a nada. Sencillamente no sé dónde se metieron todas esas imágenes que estuvieron ayer presentes esperando a que fuera hoy, nada más hoy, por siempre.

Todos tenemos una caja.. .

Posted: lunes, 15 de octubre de 2012 by Underfunded . - in
1

Los días pasan como pasan los momentos, rápido, haciendo de nosotros jodidos instantes que pesan en la retina de los ojos, donde se guardan las nostalgias y se encarcela el ayer para no perdernos en el presente.

"Todos tenemos una caja", decía él

una caja para guardar los momentos. 


Hubo muchas cosas ahí "antes", cuando tenía sentido tomar el mundo y esconderlo, hubo fotografías de la ciudad con fragancia de antiguos amores, hubo fines de semana y veranos enteros, hubo lágrimas petrificadas en cartas con pésima ortografía, hubo vacío de finales adolescentes, caminos y carreteras escapando a través del cartón gastado, salvavidas para no morir en el intento de revivir los suspiros, de darle frente al viento que corría cuando nos dejamos, de revivir la suavidad del amor que por ahí, tiempo atrás, fue hecho en esta cama que no puedo guardar en tan asfixiante espacio; En fin, revivir, aquello que vibraba en la frecuencia de otros días, cuando los inviernos endurecían la piel y los cigarrillos morían bajo la lluvia, cuando la primavera se asomaba a la ventana para despertarte las alergias del amor novato, aletargado de endorfinas que no migraban a otros cuerpos, que se quedaban para enamorarnos.


"Todos tenemos una caja" - repitió -
como si no le estuviera prestando atención, 
pero todos la olvidamos en algún rincón de la casa - pensé -
le perdemos el rastro a propósito para no seguir guardando más gente, 
para volar con o sin rumbo, pero sin mirar atrás.

Hoy quemaría todo, se lo entregaría al viento para que lo hiciera morir lejos, para que esparciera la fragancia latente del pasado a las narices involucradas en mi vida, para que te hiciera tragar saliva y al resto morderse los labios, para que se les viniera a la cabeza la imagen de sus muertos encerrados en cartones húmedos de tiempo, empapados de estancamiento, perdidos en la teoría imaginaria de saber que existen, pero que nadie puede verlos, ahogados en la nostalgia olvidada que no puede nostalgiarte en la almohada, y ahí permanecen, mi nombre y el de otros, con el encierro en la lengua y las letras revueltas para no poder ser pronunciados. Por eso hoy quemaría todo, para liberarme de las cajas de aquellos que me han tenido en la garganta como un nudo invisible, como un resfrío primaveral que viene a la salida del cine para llenarte el vacío que dejan los finales felices, como un deja vú sinestésico que te explota en la piel y te rompe los oídos con el sabor de una mirada lejana que huele bien, porque todo tiempo pasado fue mejor, pero el pasado es inmediato, es esa sensación automática de saber que no se repiten los segundos, que los besos no se desperdician, que una caricia no volverá a atravesarte la piel nunca más de la misma forma y que los amores que se han ido no vuelven en los brazos de otros y no se encuentran nunca en futuros ajenos, porque el futuro básicamente es eso, el riesgo que corres al sentir la necesidad de abrir las putas cajas que no fuiste capaz de botar.. . el resto está después.


Tic - Tac

Posted: miércoles, 10 de octubre de 2012 by Underfunded . - in
0


Algo esta cambiando.

Prepararse es una pérdida de tiempo,

Pronto todo llegará, espontáneo, fresco, impertinentemente 

a desestabilizarlo todo

a dejarlo todo temblando.







Me hago del blanco un croma exagerado,


para montar el escenario de mi próximo acto.




Se me acaban los cigarrillos,

pero sigo esperando,


y con el inevitable cambio de las estaciones sobre el cuerpo,

sigo cambiando,

siguiendo al tiempo para no ser perseguida.

02:50

Posted: by Underfunded . - in
0



Algún día te diré todo lo que me guardé
hay vacío yo lo sé
y en el fondo yo te amé.. .

Te diré, a mi manera tal vez
que te ame.. . tan torpemente sé

Yo sí que te diré

En un sobre yo encontré una carta de papel
donde gritas mil perdón
que es extraño este sabor.. .

Te diré, a mi manera tal vez
que te ame.. . tan torpemente sé.

                    .. .

Inercia.. .

Posted: viernes, 5 de octubre de 2012 by Underfunded . - in
0



Siempre me he preguntado que se hace en estos momentos, con esa sensación de querer fumarse un eterno cigarro en ese espacio que surge cuando los ojos están cerrados. La nada, que por definición es un lugar inexistente, allí puedes palpar el silencio, saborear el color de la oscuridad que gotea por la frente, desnudarte con las ganas de no existir en ninguna parte. Allí estoy ahora, perdida en la más irremediable nada, sumida en la música que no viene de ninguna parte, con el cigarrillo interminable resbalándose en mis labios, sentada, acostada, flotando, sobre las piedras, sobre el pasto, sobre las nubes, sobre los brazos de la distancia que existe entre tanto momentos.


Y luego viene eso de escribir en el papel invisible de esa muda voz que se esconde en las entrañas, esa voz que viaja de vagón en vagón por los trenes de la sangre, ahuyentando la sonrisa, apagando las siluetas que caminan de madrugada por mis venas. - No quería escribir, sentía la necesidad de hacerlo - y luego el papel se estrelló en mi cara, y los vagones chocaron uno por uno sobre la tinta que se dispersaba en mi lengua inmóvil, y empecé: 

Qué hago con estas ganas de decirte cómo se siente este vacío
si el lenguaje no conoce
la forma adecuada,
la curvatura perfecta de la inercia
para plasmarla en un montón de letras
que no sabrá jamás descifrar el tiempo.

Qué hago tendida, sentada, parada aquí,
mirando a través de este abrumador silencio
todo lo que se ha ido corriendo
junto a tus pequeñas y risueñas huellas.

Cómo hago para sentirme cómoda,
si el cigarrillo no se acaba,
si el horizonte ya no avanza,
si las luces no tienen nada relevante que mostrar,

¡si no se acaba nada!
¿Cómo articular una despedida adecuada?

y llenarte de flores sin que te hayas ido,
y llorarte de cerca y tocarte temblando,
y mirarte a través de la cortina difusa que visten mis ojos,
y aún así,
empapada, entre tus tormentas y las mías,
no perderme detalle de tus pies
corriendo por éste letargo que tengo en la garganta.

Hoy la noche vibra, como seguramente vibran las cosas inevitables a lo lejos, como hacen el intento por vibrar pequeños rastros de estrellas en este vacío lugar; O un bosque podrido de troncos que blasfeman y silban, y me hablan desde lejos como si un coro de burlas pasara en batucada por mi lado; O el desierto desierto de espejismos sumido en la frialdad que provocan los extremos y las paradojas.

Se me escarchan los labios y sigo fumando, se me escarchan las pestañas ante la ausencia del parpadeo, se me escarcha el pensamiento cuando te transformas en una extraña especie de constelación inventada por el recuerdo, y al final te escarchas tú, y eres nieve flotando en un espacio infinito, y te expandes y te dejas caer acariciándome el rostro con la sutil ternura que te caracteriza, y te recibo inmóvil sin saber cual de todos los movimientos podría ser el indicado, porque al abrazarte te disuelves, que al besarte te haces agua, si al tocarte te da por esparcir el sublime encanto. Entonces me quedo inmóvil, dejando que caigas sobre mi como si fuera la última vez que te tengo así de cerca, o la primera, o la definitiva.. . y tras haber sido hecho el amor, allí, en la más absoluta sutileza, me hago del cigarrillo una última bocanada, y casi sin darme cuenta te fundes como nieve en mi única lágrima.. . y trago saliva.

Hoy.. .

Posted: by Underfunded . - in
0



Por mi vida han pasado muchas gentes,
Han llegado a vivir lugares infinitos,
lugares que no existen.
Me he topado de frente con desiertos humanos,
con lagunas mentales de antaño,
con los gritos de la infancia que revuelven el pasado.

Pareciera que fuera ayer cuando tuve el corazón en la boca,
el dolor en el bolsillo,
la sonrisa sostenida en la turbulencia de un vino añejado bajo la lengua.

He montado el truco del ácido
en la esquina más perdida de mi cerebro,
y he sido cien veces por segundo,
aquello que nunca seré en mi vida.

Me sumo al pasar de las tardes,
y soy la melancolía de viajar junto a una ventana
sin cerrar los ojos.

Y hoy,
me arrimo a las alas de una despedida inminente,
y afirmo: nunca había hablado con tanta soltura de la muerte.
La muerte, aquello que se queda cuando otro se va,

llevándose la plenitud como plato de fondo,
como charla de sobremesa,
como un breve descanso, 
un sublime suspiro que se pierde al enterrarlo,
como un ángel dormido que se apresta a soñar por siempre.

He vivido muchas vidas sin haber encontrado la mía nunca,
suponiendo que al sentarme de frente al horizonte
habría un futuro latente esperando por ahí,
en algún lugar.

He sido un eterno apocalípsis de recuerdos,
un vaivén de ideas en los zapatos,
un montón de palabras trabadas en la mente,
un acertijo amoroso,
una silueta difusa a los pies de tu cama,
que se despide siempre,
un arco iris que llora bajo la lluvia
alegrándote de lejos,
despidiéndose de ti.



(trago saliva.. . y me muerdo los ojos)




"Adiós"

Posted: viernes, 21 de septiembre de 2012 by Underfunded . - in
1


Oh, Oh! I'm driving on a motorway
Chaos is the name of the road .. . (8)


Han pasado días de escudriñar el horizonte, entre unos pequeños pasos bluseros y algunas viñetas de Liniers. De pronto, en dos o tres días han llegado nuevas canciones, nuevas canciones abriendo paso a nuevos senderos con olor a primavera, silenciosos, como una pequeña tarde de septiembre, muda de gentes, escandalosa de vientos. El silencio se hace eco en las tardes de septiembre.

No he tenido mucho que decir, no he pensado en lo absoluto, quizá algunos temas se hayan ido al carajo junto con la bolsa, el dólar, las encuestas presidenciales, la comida para la semana, la beca de la universidad, no sé, quizá orbiten por ahí aquellas cosas que deberían importar, pero que ya no importan. Como una negación nihilista, he dicho "adiós", sin principios que precedan la correcta forma de despedirse, sin la autoridad latente del destino diciendo que las cosas pasan por algo. He dicho, en pocas palabras, adiós, aunque en el acto jamás haya mencionado esa palabra.

Adiós.
Un palabra, cinco letras, un punto final, que va! ¿Realmente de qué nos estamos despidiendo? A vos, pequeño desvelo del universo, jamás te he dicho adiós, porque solo nos despedimos de las cosas que pueden largarse, y como dice Arjona con sus cursilerías baratas, ¿cómo deshacerme de ti si no te tengo? Imposible, como conjugar dos verbos imposibles, así sos. Según Maturana, si no te veo ya no existís, así que ni modo. Atrás han quedado las despedidas en el andén, los autos que se marchan persiguiendo la carretera, los pañuelos blancos, sucios y tristes, en fin, todos los finales baratos de las películas.

Adiós.
Le digo adiós a la parte de mi que te busca los encantos, a los ojos que brillan con la fotografía de los tuyos, a las manos que use para tocarte, a los labios que siguen moribundos incluso después de haber besado tanto.

Adiós.
A las cartas sin remitente, a las tardes de diciembre, a mis felinos instintos que te encuentran en el aire que roza otros cuellos, aire que se encarga de mecerte entre perfumes ajenos, que antes fueron tan tuyos.

Despedirse es un mal rollo, "crecer", para Cerati, "avanzar", "superar", "madurar", "asumir", entre tantas otras acepciones que otros tantos han dicho tantas veces...  y un simple mal rollo para mi.

Me he hecho del viento un buen viaje, un ácido gratificante que se cuela por la sangre coagulada de recuerdos, me he fumado hasta las nubes, he roto el firmamento por la mitad, y cuál Peyote, he probado el mágico elixir de extrapolar las sensaciones, he sido eléctrica y he sido un cable a tierra, he sido del agua y el agua se ha hecho de mi para llevarse entre sus olas tus caderas, he sido el sol y me he dejado ciega, he sido la selva, guarida de tus monstruos verdes, y los he cazado para ofrecerlos a la tormenta que arrecia por dentro... en mis adentros.
.

de cuando me di por muerta.. .

Posted: lunes, 30 de julio de 2012 by Underfunded . - in
0





Y porque no puedo seguir viviendo en este mundo, me despido en vida, me suicido con las carcajadas de un asesino en serie, me lanzo al primer tren de la mañana, ese que se llena de música y miradas, de ropas frías que se chocan entre sí con desconfianza.


Y porque no puedo seguir pasando las tardes de invierno, empapada de llantos ajenos, del sensacionalismo que rodea a la noticia, me pierdo en la cartera de un desconocido, buscando un libro de bolsillo con hojas en blanco, para escribirme como si aún me sintiera viva, para ser tóxica e indestructible, como las voces que asfixian como bombas lacrimógenas, como las manos que vuelan sin alas con las bocas abiertas, como un mal cuento escondido en la boina de Neruda, como un espejismo claustrofóbico en un oasis dibujado por alguien, en la mente de un niño que dormía sin saber lo que se venía.


Y porque no puedo seguir encerrada en los cajones como un gato que ya ha gastado las siete vidas, me permito este viaje, me permito el olvido como un refresco matutino, como desayunarme un trance indefinido en la clínica de la memoria, conectada a los besos que tantas veces me besaron, a los gritos de mi madre en aquellos tiempos en los que se pensaba que los niños eran sordos, o que pensaban como grandes. Conectada a las canciones ermitañas que anuncian esta crónica de una muerte anunciada, conectada a las sábanas que te tocan de vez en cuando, como te tocaría yo si estuviera enredada en ellas. Conectada a todo, en el estado vegetal de la realidad virtual que nace cuando cierro los ojos.


Y porque no puedo seguir viviendo en este mundo, subo al rascacielos más alto para sentirme un poco más cerca del silencio de las nubes, descorcho las gotas de un vino oxidado por mi ausencia, preparo el tabaco que me llevaré a la tumba para acolchar el sueño de los gusanos que vayan de visita, y me siento a esperar la última estación, en el andén de las cosas que jamás sucedieron, de lo que perdí antes de nacer, de lo que gané jugándole una partida de poker al tiempo. El andén que tenía bajo tu ventana, colindando con la calle de mis ilusiones, escupiendo como gotas de lluvia la impotencia de la sangre que se cuela por las goteras del piso 78, esparciendo el aura incomprendida de la muerte por las paredes de las casualidades de otros. 


Se acaba ya el vino, se acaba el tabaco, se acaba el silencio transformado en tormenta, y me acabo yo, en una fría madrugada de invierno, sin luna llena.

Radiación.. .

Posted: domingo, 29 de julio de 2012 by Underfunded . - in
0






- I don´t believe that anybody feels the way I do about you now -



Siempre lo has entendido todo mal,
has visto el vaso medio lleno y medio vacío
pero jamás hemos estado bebiendo.

Contigo le  he dado la vuelta al mundo de las monedas,
he acuñado nuevos valores para quererte,
y para dejar de hacerlo,
para entender que no se trata de ti.

Tú que te desvelabas en mi cuarto con despedidas intermitentes,
hoy piensas que seré intermitente yo también.
Pero el amor que me traje de otras vidas
no me permite quererte a medias, o no quererte.
Más no me deja mirarte con ansias,
buscarte el encanto,
quedarme en el pórtico de tus desaciertos,
esperando a que aciertes y te hagas del arte
que nunca fue tu buen arte,
quedarte.

Y reitero.
Siempre lo has entendido todo mal.

Y yo, que en el camino te he ido soltando,
esparciéndote en los bares de la nostalgia,
renunciando al movimiento de tu cuerpo en mi cabeza,
con las rolas de una vitrola oxidada,
que me raspa la garganta cuando intento cantarte.
Renunciando a esa sonrisa tuya que aún salta en mi cama,
buscando monedas para echarte en la rockola
vestida de Liam Graham, 
con el collar de los auténticos,
con las botas que Christina guardaba en su subterráneo,
con la guitarra que tocaba Marta,
buscando entre los chavales del barrio,
alguien que te hiciera el peso,
otro apellido que formar en la sopa de letras,
un segundo manual de instrucciones,
para ese único abrazo a distancia.

Te he observado de lejos, con calma,
sentada en el barrio de mis imposibles,
y te me has caído al piso como una vela suicida,
has sido como la última pluma de un pájaro moribundo,
que sigue cantando, 
hasta morir.

¿recuerdas eso de la radiación?
- que se estanca -
pues verás, aquí el tiempo solo empeora los efectos,
aunque el accidente de paso que dejaste con tus verdes
ya no salga en las noticias,
ya no se escuche en la radio,
ya no se comente en los mercados de tragedias increíbles.
Aunque ya no se escriban libros,
o así se hubiera muerto hoy el último poeta.
Aún estaría yo, aquí, con la sobredosis de tu radiación,
escribiendo encima de la turbulencia de este viaje de ácido,
enrolando tu veneno para fumarme de una puta vez tu muerte,
pensando, que se yo, que nunca ha sucedido nada,
que nunca has existido,
y que yo me estoy muriendo en el hospital de la esquina,
luego de probar asesinarte con heroína.



"we-rek"

Posted: sábado, 28 de julio de 2012 by Underfunded . - in
0

"Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo"


René Char

Pareciera que esos sapos nacieron en un buen lugar.

Sobredosis de heroína.. .

Posted: by Underfunded . - in
0



Con la teoría del caos bailando tap, pareciera que todo tiene orden dentro de este desastre.

Cuando ella dijo que se largaría, supe que nada volvería a ser igual

Cuando habló la otra sobre eso de la muerte, supe que la muerte no es eso que se lleva a las personas, sino aquello que se queda acá, asfixiando desde el cuello hasta los dientes, como una extraña soga tirada en el rincón del cuarto de los suicidas, esperando.

Cuando aquél tio que vive del otro lado de la ciudad me invitó unas birras, supe que ese trago tendría las tres x, o quizá más. Y con el desgarro del veneno de Shakespiere, me hice al viaje como el viaje se hizo a mi. Y reí, cerré los ojos como una maniática sobre las tablas, dando vida al papel que definiría la suya.
Cuando aquél tío acabó su trabajo, no tenía caso que buscara la ropa, de todos modos era un invierno desnudo, como la pérdida de la inocencia, o más bien de la inocencia interrumpida.

Nunca una canción había dado para tanto.

Me siento como en una película de hiperrealísmo alemán, con el silencio del ruido ambiente que apalea mis oídos - ya no lo soporto -, porque si lo notas, hasta el "hiperrealismo" es una joda, una mentira que sale de los estudios negros para adornar la única verdad que existe, todo aquello que no ha tocado el hombre. ¡Que va! en esa película a penas tengo diálogos - como mi transito por la vida -  la pluma que atesoran mis caderas para volar surcando el vértigo de la gente, o nada más para volar.

He estado pensando en la posibilidad de dejarlo todo, de buscarme una terraza que me deje ver su ventana, y a un costado un par de balas que me vuelen la cabeza. "Quiero escribir la historia más triste del mundo", no como ese tal Sabina que va por ahí con buenas rolas, rolas de monalisas que no saben si reír o llorar, pero gritan igual. Quiero escribir sobre las palabras prescritas, sí prescritas como la pizza precocida o toda la basura prehecha que luego otros "terminan", pero nunca es suficiente. Se le debe buscar el alma a la palabra, esa cosa loca, ese plus, ese que se yo que hace que ese algo sea algo para alguien. No pretendo emocionar con mis palabras, no quiero hablar sobre el amor en mis historias, no voy por los finales felices, porque no los conozco, porque aún no termino conmigo. Busco nada más ponerle piel a los momentos, que cada segundo de cada minutos de cada momento de cada escena de cada película que salga de mis venas, tenga detrás mis labios contándote al oído que al final los amantes se besan, que al final la madre sufre un accidente, que al final el esposo perverso se suicida, que al final la hermana estaba embarazada, que al final no había a quién culpar, porque mis películas no tienen mayordomos, porque lo cierto de la vida es que es una tragedia y un circo al mismo tiempo, un caleidoscopio defectuoso, un hormiguero, un persa ilegal, o como alguien dijo por ahí, el jodido infierno de otro planeta.. . y aquí estamos, tú, ella, esa y aquél. Quemándonos vivos y llorando después.


La vida pasa y pesa.. .

Posted: lunes, 23 de julio de 2012 by Underfunded . - in
1


Estuve escuchando algunos discos antiguos, realmente antiguos, y no parece notarse como avanza el tiempo, creo que esa es la idea, de pronto, dar vuelta la cabeza y ver como el paisaje se ha ido desgastando, que a penas podemos ver aquellas cosas que algún día quisimos olvidar. Se ha roto la mochila y las migajas que dejé para volver han sido el almuerzo de carroñeros de recuerdos, já!.. . Hoy me he puesto el último par de lentes de contacto que tenía, me pregunto si antes de comprar los nuevos volveré a mirar con los ojos de antes las mismas tardes de antes, en alguna azotea, como antes, cuando pasaban los autos como estampidas llevándose un poco de mi enredado en el humo de mis antiguos cigarrillos. ¡Que joda! Ya casi ni fumo, aunque lo haya decidido hace tan pocos días, ya casi no bebo y quisiera decir que casi no me van las drogas, pero que va, volar es un mal rollo necesario.




Tengo el vacío que solo se encuentra al pasar por un agujero de gusano, un vacío turbulento y misterioso, de llenadoras vueltas que producen náuseas, como para botarlo todo de una vez, viscerlamente, sacar desde las entrañas aquellas ventanas empañadas por el tiempo, aquellos taxis que nunca tuvieron rumbo, aquellas fiestas que nunca fueron felices, aquél amor que nunca fue suficiente. Es curioso, insisto, como crece la razón más rápido que la sangre, como cambian las palabras más rápido que la mirada, como cambia lo correcto para hacerse más austero y va dejando lo incorrecto como el tropiezo necesario para que no nos devore el tedio. 

Estoy en un refugio, en un limbo que me he creado al cerrar los ojos; Un lugar en donde la nada parece serlo todo, un lugar sin dolor y lleno de silencio. Se prohíbe la entrada del amor, de la locura y de la muerte. No se llora, no se ríe, no se habla ni siquiera con el eco, no se vive, porque no se siente. Un limbo como un escape, una puerta de emergencia para revitalizar un poco lo que ya no existe en mí: la mirada más abierta, la sonrisa más pegada, el pulso de las ganas y la piel erizada. 

Tengo diez mil tardes restringidas en el parque, estoy columpiándome en la última fase de la luna para suicidarme con cinco viajes al hilo, cerrar los ojos y fundirlos en la sutil electricidad del ácido que se estanca. Para tener nuevas alas, para querer utilizarlas.. .






primer paso.. .

Posted: miércoles, 4 de julio de 2012 by Underfunded . - in
0



No sé por qué no puedo dormir si tengo tanto sueño, no sé de donde sale esta desconcentración que me desapega de la vida que me necesita viviendo. Es complicado esto de controlarlo todo (de querer hacerlo). Las emociones son una joda, nada más depende de como te pillen, de como estés cuando te toquen. AHORA, quisiera salir a caminar, a perderme entre el frio para enfriarme un poco, pero que va! se siente bien Sentir. Debo tomarlo como un lujo, poder sentir siempre y nada más congelarme cuando comienza a dañarme. Otra de mis armas de doble filo favoritas, las tengo por montones, de reserva incluso, por si se agotan de repente.



Y aquí se divide el tiempo .. . 

ella me habla, ella y la otra y el de allá con su filosofía bajo las sábanas. Lo cierto es que yo filosofo en todas partes, y evito, de sobremanera, las sábanas. Son demasiado peligrosas.

Mataría por un cigarrillo sin filtro, sin nicotina, sin alquitrán, sin tabaco. já! nada más algo para volar un rato, a ver si por allá arriba consigo brindar a mi salud. 

Mientras me dispongo a practicar mis malabares con mis sentimientos, noto como late el corazón mientras se asfixian mis pulmones, pero no tengo miedo, es algo que jamás he conocido cuando se trata de ser transparente. Creo, fervientemente, que lo más hermoso que tienen las lágrimas, es que son la única expresión legítima y espontánea de vivir. No tengo miedo de llorar, no tengo miedo de irme al carajo, no tengo miedo de joderme con un mal viaje intentando llegar hasta ti/hasta mi/hasta el centro del universo/o intentar, incluso, ser el universo difuminado entre los recuerdos.

Vamos que ésta noche puede irse todo al carajo .! 





(L) *

Posted: sábado, 30 de junio de 2012 by Underfunded . - in
1








"No comprendes que esta mañana tengo el corazón hecho pedazos, y afuera todo es gris.. . "

Jack Kerovak


Yo no sé si significa algo, ese es el problema. 

Hoy, tengo esas ganas de antes, de bailar drogada y de fumarme hasta la noche. Si bien sigo aquí, frente a la pantalla tecleando frases al azar, algo de mi anda vagando por las carreteras de tu nombre, esperándote a ver si paras y me llevas un rato, y charlamos como en esos días en que no eramos nada, sin embargo fuimos más de lo que luego construimos.


Hoy tengo ganas de ti. De tu aroma, ese aroma que se me aparece por las calles y me hace mirar de reojo a ver si te encuentro, a ver si las casualidades me conducen una vez más a ti, pero nunca sucede. Debe ser que en el fondo no lo quiero, en el fondo no te quiero aquí.. .


Hoy, nada más hoy, es una tétrica tarde en la que todo parece estar bien, pero no. Algo, algo inundándolo todo desde ayer, algo que estremece y que hace que tiemblen mis labios, como si un frío avasallador se hubiese mudado a mi puerta para hablarme de ti. ¿Por qué? no lo sé, ¡cómo saberlo! si sos en mi como un temporal impredecible de recuerdos turbulentos y difusos, porque nunca logro verte.


Ya he olvidado tu rostro, se me han hecho humo en las caderas tus manos, se me han disuelto tus lágrimas y tus cartas se han hecho trozos de resacas luego de noches de juerga. Ya he olvidado como me abrazas, le perdí la pista a tus andares y olvidé la cuenta que llevaba de tus lunares. Ya no le sonrió a tu seductora sonrisa, Ya no exploto con tus ojos de selvas furiosas, ya no, ya no, pero aún no me olvido de ti.. . 


y pienso: ¿Cuántas veces tendré que olvidarte para que ya no vuelvas?

Hoy,
te tengo en la garganta,
en las muñecas,
en mis pasos,
en las birras,
en lo que haré más tarde,
en mi cama,
esperando a que sueñe con vos,
para escaparte de nuevo,
para mirarme como no puedes hacerlo despierta.
Para besarme como si fuera la primera vez.. .

Hoy
nada más retrocedí 10 pasos para pensar en ti.
Mañana,
volveré a (intentar) olvidarte.

Fin







.. . 

El equilibrio es imposible.. .

Posted: viernes, 29 de junio de 2012 by Underfunded . - in
0




Quizá fueron solo las palabras y no la boca que las articulaba,
quizá fue nada más la insistencia,
la plaza de la esquina, las bancas vacías, la noche de cerca,
entre tu ventana y la mía.
Quizá solo fue el encanto de paso
en el bolsillo de lo prohibido.
El desayuno a primera hora
y los domingos de grandes mochilas.

Leyendo por ahí,
me encontré con tu lengua en las cloacas del tiempo.
y le pregunté
qué de todo fue verdad, y de tanto en tanto,
como saber si mentías.
¿Brillabas acaso como decías?

Es posible que tu débil concepto de "para siempre"
haya sido una electrizante lluvia de momentos,
hermosa,
como la muerte de una estrella en el firmamento.
Puede ser que tus palabras nada más,
hayan sido respuesta de las mías,
dejándome siempre la incertidumbre por compañía

Quizá solo fue un sobredosis de amor a primera vista,
tu mi cable al cielo, yo tu paracaídas.

.-

If you are a bird.. .

Posted: by Underfunded . - in
1

"Solo dime lo que quieres y lo seré por ti.. . "


A penas van 5 minutos, nada más 5 minutos, y todo lo que creo que ya no existe dentro de mi, explota como una infinita bomba nuclear que amenaza con llevarse más de la cuenta a cambio de una sola cosa: La radiación. Esa espesa y estática vibración que cubre la piel, como solo la cubren aquellas heridas que no se cierran nunca, o más bien las que se abren siempre.


El siempre tuvo razón: vos no sos libre, estuviste recostada junto a mi a mitad de la calle buscando las estrellas, esperando a que el semáforo diera la luz roja para dejar de apretarme la mano y nada más confiar. Me contaste cientos de cosas mientras yo, a mi ritmo, trataba de escucharlas todas. Y bailaste, recuerdo. Bailaste mientras tarareaba en tu oído, como si hubieses concentrado todo el amor que me tenías guardado, en una sola noche, por un solo momento. Un momento, como el que me bastó a mi antes de subirme a la rueda de Tu fortuna, sin pensarlo.. . estiraste las alas, recuerdo, pero nunca fueron tuyas, volabas bajo. Demasiado bajo.

No sé bien como se hace esto de recordar sin tener mayores recuerdos, esta forma de amar sin poner el amor sobre la mesa, esta forma que tengo de pensar en ti sin darte en lo absoluto importancia. En mi interior vos sos como un vacío adormecedor, una tormenta eléctrica que arrecia en los días nublados, un de javú de lugares que ya no existen para mi, un beso o dos, de esos que se dan cuando viene el tren en la estación, un abrazo de despedida, una luciérnaga apagada en medio del país de tus maravillas.

No sos vos la que vale la pena, es el huracán de sentimientos que desprendo de ti. Quisiera verte, hablarte como se le habla a los difuntos, contarte de mi con la sabiduría de quien enciende un cigarrillo mirando perdidamente el horizonte. Quisiera invitarte la noche, y de bajativo el vaho del alba, y compartir el silencio más incómodo sin despegarme jamás de la inquietante charla que desprenden tus ojos. Y quedarme con esas palabras que nunca dirás, con los labios que ya no volverás a morder al desearme, con las canciones que nunca debieron ser cantadas, y con esa 'carta de amor' que hizo temblar por primera vez todo mi universo.. .

Allie: ¿Crees que nuestro amor pueda hacer milagros?
Noah: Oh, sí, lo creo, por eso siempre regresas a mi lado

.. .
Creo que nuestro amor FUE un milagro. Duro mucho para ser imposible.

.. . !

Posted: lunes, 18 de junio de 2012 by Underfunded . - in
0



son solo dos conceptos - su tono se elevó,
pero ya no quise apartarme de su vera -
 Por un lado recuerda algo tan sencillo como que querer
es siempre más valioso que que te quieran.
Querer mueve y detiene mundos.
Que te quieran si tú no quieres, te acaba aletargando.